string(0) "" string(67) "http://contrapoder.com.gt/institucionalidad-cual-institucionalidad/"
Columnas, Gustavo Berganza, Opinión — junio 22, 2015 at 12:39 pm

Institucionalidad, ¿cuál institucionalidad?

por

Este sistema colapsó. Probablemente no nos habíamos dado cuenta, pero casi nada funciona.

0LS2128

El Congreso no legisla y tampoco le exige cuentas al Ejecutivo. Cuando han citado funcionarios, como las infames interpelaciones promovidas por Libertad Democrática Renovada (Lider), ha sido para extorsionar: extraer del Ejecutivo pagos reclamados por financistas de los partidos o para arrancar obra estatal para empresas contratistas de los diputados o afines a estos. Tan irresponsable ha sido el papel de quienes llegan como legisladores que tienen 12 años de no analizar la ejecución presupuestaria del Ejecutivo.

En el Organismo Judicial hay jueces, como Jisela Reynoso y Marta Sierra de Stalling, que emiten fallos a cambio de dinero. Hemos visto magistrados, como es el caso de Blanca Stalling, vinculados al tráfico de influencias en las Comisiones de Postulación y que se asocian a corruptos como Juan de Dios González y Gustavo Herrera.

Recordemos que la Corte Suprema de Justicia actual es precisamente fruto de un proceso viciado por el tráfico de influencias y que fue electa en una negociación entre el Partido Patriota (PP), representado por Alejandro Sinibaldi, y Manuel Baldizón.

En la Contraloría General de Cuentas tenemos una institución apañadora de la corrupción, inútil para perseguir el desgobierno, también fruto de procesos viciados, pletóricos de intercambios de favores entre el elegido y sus electores.

En el Ejecutivo tenemos hoy un presidente indudablemente corrupto, que aceptó regalos costosos y contribuciones de sus ministros para comprar y/o completar el pago de sus propiedades. Pero que además situó a personajes notoriamente corruptos en ministerios de Estado, entes autónomos y descentralizados, personajes de los que probablemente fue socio en su defraudación al Estado.

Tenemos una Corte de Constitucionalidad que retuerce la interpretación de la Constitución y que incurre en prevaricato, como sucedió la semana pasada con el amparo concedido a Karen Fischer a favor del presidente Otto Pérez Molina. Es un Tribunal Constitucional que emite fallos políticos, en defensa del orden establecido, como admitió públicamente la semana pasada el magistrado Roberto Molina Barreto.

Nuestra institucionalidad cuenta también con un sistema de partidos políticos cuya finalidad exclusiva es propiciar la llegada de sus dueños al poder para enriquecerse. Son instituciones que violan la Ley Electoral y de Partidos Políticos, haciendo sus campañas fuera del tiempo estipulado y gastando más allá del límite legal. Además, se resisten a la fiscalización, reciben donaciones que rebasan el máximo permitido por la ley, se rehúsan a pagar multas por sus infracciones a la normativa electoral.

Esta es la institucionalidad que defienden Roberto Molina Barreto, Héctor Hugo Pérez Aguilera, María de los Ángeles Araujo, el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF), Estados Unidos, Joviel Acevedo, Luis Lara, Otto Pérez Molina, Manuel Baldizón y el resto de políticos.

Es una institucionalidad corrupta, injusta, ladrona, asesina, oportunista, mentirosa, arbitraria que les funciona a sus defensores y opera en contra nuestra. Es una institucionalidad que , la verdad, no vale la pena conservar.

 

Artículos Relacionados

7 Comentarios

  1. La institucionalidad formal es la único bueno que tenemos hoy. Lo único que no se ha roto. La única vía de retorno. El único farol en la oscuridad. El único referente universal nacional. El único acuerdo entre todos. Si también destruimos eso, no tendremos nada y estaremos todos a la deriva, como presas inertes ante organizaciones extremas especializadas en dar zarpazos para secuestrar instituciones.

    La institucionalidad formal es lo único que nos protege contra robolucionarios y oligarcas.

    El así llamado colapso se ha dado porque nuestra clase política total está corrompida, tanto los que están ahora dentro del gobierno, como los que están afuera criticándolo y pidiendo su expulsión para entrar ellos.

    La institucionalidad no le debe hacer estorbo a nadie que se mueva por intenciones verdaderamente democráticas. No tiene por qué.

  2. No nos diferencia nada lo ocurrido en el Gobierno de Jorge Serrano. Aquel Gobierno imitando a Fujimori de Peru clausuro los Poderes Legislativo y Judicial
    pero en la actualidad existe un vacio en ambos poderes frente a un Poder Ejecutivo que se tambalea. Existe de nombre el Poder Legislativo pero los Diputados solo llegan a cobrar. Algunos dicen que les da miedo la manifestación de personas. El Poder Judicial con Jueces Venales que para evadir la acción de la justicia les permiten ausentarse con goce de sueldo mientras las aguas se aquietan. En cuanto a la Corte de Constitucionalidad basta con leer la Edición de El Periodico de este domingo donde publican una situación mas grave que la que atraviesa el General Perez Molina. Dice la nota periodística que los Magistrados que votaron a favor de Perez Molina se reunieron antes con el Presidente para acordar como manejarían el caso. Que en esa reunión se acordó designar a KAREN FISHER para que accionara un recurso de Amparo el cual le fue concedido en forma provisional. Solicito a Gustavo Berganza y a Periodistas no comprometidos como la mayoría de columnistas de La Hora que pidan a estos Magistrados una explicación. De no hacerlo la CC se convierte en un trapo sucio para limpiar de caca a los corruptos. EL PUEBLO MERECE UNA EXPLICACION O UN MEA CULPA.

  3. No puedo estar mas que de acuerdo con tu articulo, existen personas y grupos que están orientados a mantener una institucionalidad que no funciona para todos por igual. Estos mismos acusan a todo aquel que cuestione el funcionamiento de las instituciones y el estado de la cosa publica de provocar inestabilidad al país. Sin darse cuenta o en el peor de los casos a sabiendas que,son ellos precisamente los que provocan esa inestabilidad queriendo mantener las cosas como están.
    Hay que exigir probidad, honorabilidad, capacidad y dignidad a los funcionarios públicos

  4. No hay que confundir institucionalidad con statu quo porque son dos cosas totalmente diferentes. Baltasar Garzón, a quien nadie puede acusar de defensor del statu quo, insistió en sus mensajes en que no se debe romper la institucionalidad. ¿Se le puede acusar de que está a favor del statu quo?

    El statu quo actual es totalmente opuesto al fondo y a la forma de la institucionalidad, por lo tanto, la institucionalidad es su más vigorosa oponente.

    Quien quiera destruir la institucionalidad porque la identifica con el statu quo, es más opuesto a la la presente institucionalidad que al statu quo, porque, en este momento, la institucionalidad es el recurso más poderoso contra el statu quo, puesto que éste reconoce esa misma institucionalidad que viola.

    Con sólo que se lleve a funcionar la institucionalidad, que ya está allí reconocida universalmente, se puede romper el statu quo y enderezar el rumbo del país.

  5. Primero que nada les felicito por tan buen trabajo investigativo y por dar a conocer cada aspecto que empobrece y destruye a nuestra querida Guatemala.
    A mi parecer no necesitamos a la CC, ¿que gestiones se podran hacer para desaparecerla?

    Por otro lado los Diputados del Congreso deberian NO PERTENECER A ALGUN PARTIDO POLITICO. Si todo sigue igual continuaran los sesgos al momento de tomar desiciones y continuara afectada nuestra patria. No debemos permitir que esto continue. Su participación debe limitarse a 4 años máximo. Por otro lado, deberia exigirseles marcar su asistencia a labores por medio de un reloj biometrico. Deberia tambien exigirles trabajar de lunes a viernes, y unicamente que tengan derecho de vacaciones 20 dias. Algo mas, no debe permitirse esas irregularidades en las plazas y salarios…..como va a ser eso que un Auxiliar de Mantenimiento gane Q15,000…..esto apesta…..

  6. la única institucionalidad que prevalece es la de la corrupción y quiénes se ven beneficiada de ella no quieren el cambio. Así como reviven los fantasmas del pasado alimentando los miedos de una población urbana, sobretodo de quienes vivieron y sufrieron el conflicto armado. Enarbolando las banderas de la “ideología” para separar lo que las manifestaciones ciudadanas han cohesionado. Falta mucho, pero tenemos que hacerlo para realmente construir una Republica incluyente, incluso para quienes han robado, porque necesitamis a todos. Saludos

  7. ¿Como hacer para defenestrar a los corruptos? ¿Seguirles un juicio, es casi imposible porque el MP funciona ahora, gracias al espaldaraza de la COMUNIDAD INTERNACIONAL a la CICIG, de lo contrario la Fiscal estaria asesdiada por el Presidente Otto Perez Molina, como cuando Berger defestro al fiscal y puso a su lugar a un inepto Florido que por cierto, que yo sepa no hizo nada. Los tres PODERES DEL ESTADO se acoplan perfectamente para que no pase nada y la impunidad se mantenga en 99%. ¿Por donde principiar? Segun Fuentes Destarac nuestra unica opcion son las ELECCIONES, vaya consejo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann