Educación, Nacionales — diciembre 8, 2015 at 11:14 am

El arte de elegir un posgrado

por

El mercado laboral guatemalteco es cada vez más competitivo y exigente. Una licenciatura ya no basta para optar a un puesto alto. La oferta no se ha quedado atrás, todas las universidades locales ofrecen posgrados y estas son algunas de las claves para elegir el indicado.

8e2ec571-312f-4375-ba2a-d91ffb17ac3a

8e2ec571-312f-4375-ba2a-d91ffb17ac3a

Roberto Wagner, exdirector de posgrados de la Universidad Francisco Marroquín (UFM) asegura que los tres factores más importantes a considerar son los siguientes:

El pénsum

¿Qué universidad tiene un programa que va alineado con mis gustos e intereses? ¿Me atraen las clases que presenta? ¿Me serán útiles? ¿Es buena la calidad del plan de estudios? Wagner explica que las maestrías deberían estar organizadas bajo un modelo de módulos y en cada uno se debe profundizar y especializar sobre un tema. No se trata de llevar clases dispersas sino que todo lo aprendido en una unidad esté interconectado y ayude a comprender un área.

El claustro

Los profesores son cruciales. “No es lo mismo recibir clases de investigación jurídica con Pedro Pérez que con Iván Velásquez”, indica Wagner. Se debe tomar en cuenta el currículo, la trayectoria, las publicaciones y el trabajo de los docentes.

El rigor académico

¿En qué se especializa cada una de las universidades que estoy evaluando? ¿Qué se espera del alumno? ¿Cuál es el perfil del egre- sado? ¿Cuáles son las líneas de investigación? ¿Se requiere una tesis? Son algunas de las preguntas que se deben contestar.

Claudia Camposano, directora del Departamento de Evaluación y Seguimiento de posgrados de la Universidad Rafael Landivar (URL) ayuda a todas las facultades a manejar los 44 programas que ofrecen. Además, atiende a profesionales que buscan continuar sus estudios y conoce sus inquietudes. Estos son otros de los factores que ella considera importantes:

El prestigio y la trayectoria de la universidad

¿Se busca una especialización (que por lo general dura un año), una maestría (que dura dos años) o un doctorado (que tarda hasta cuatro)?

RELEVANCIA: definir si el programa realmente tiene relación con el área de trabajo.

INVERSIÓN: Camposano afirma que la mayoría de estudiantes de posgrado paga sus propios estudios. La inversión mínima por una maestría es de Q20 mil y, en promedio, puede ascender hasta Q50 mil o Q60 mil en esta casa de estudios, todo depende del nivel de especialización.

LA METODOLOGÍA: ¿se imparten clases magistrales, en línea, discusiones, estudio de casos? ¿Existe un estándar o cada docente elige su método? Son algunas de las preguntas que el alumno debe formularse antes de decidir dónde estudiar.

EL PERFIL DE EGRESO: es indispensable que el futuro alumno tenga claro qué conocimientos debe adquirir antes de graduarse.

UBICACIÓN: seguridad, instalaciones, tecnología y servicios que ofrezca la universidad.

Camposano recalca la importancia del pénsum y de la calidad de los docentes. Son los elementos primordiales, según los expertos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann