A propósito de Cayalá: ¿“Si no te gusta no vayas”?

Es aberrante que en un país donde la gente muere de hambre, exista un despliegue de exuberancia material como Cayalá.