string(0) "" string(44) "http://contrapoder.com.gt/frutas-crujientes/"
Iniciativa empresarial — marzo 23, 2016 at 5:00 am

Frutas crujientes

por

Lorena, Gerado, Juan y Cristian apostaron por el mercado de alimentos saludables y crearon TASU Chips, una marca de snacks hecha a base de frutas deshidratadas.

Screen Shot 2016-03-17 at 11.23.51 AM

Lorena Arathoon rterminó sus estudios de Mercadeo y Finanzas en la Universidad de Georgetown, Nueva York, en 2010. Regresó a Guatemala y empezó a trabajar en Livsmart, la división de productos saludables del grupo CBC. Una mañana sintió hambre y salió de su oficina para comprar un café y algo de comer. “Quería algo saludable y solo encontré una bolsa de fruta deshidratada que me pareció escasa”, recuerda.

Lorena pensó entonces que fabricar snacks saludables era una buena oportunidad de negocio y discutió la idea con su novio, Gerardo, un ingeniero en alimentos graduado de Purdue University y chef en repostería. También con Cristian y Juan, quienes se habían especializado en alimentos y startups en Virginia Tech.

Los cuatro empezaron a trabajar en la idea. Hasta que un día, en 2013, Gerardo llegó a la reunión y les dio a probar un chip crujiente, elaborado con fruta licuada y deshidratada.

Lorena y Gerardo se casaron y, un año después, en 2013, dejaron sus trabajos y viajaron a Estados Unidos a estudiar sus maestrías. Ella fue a Kellogg School of Management, en Chicago, y él a Babson University en Boston. “Estudiamos con nuestro negocio en mente. Yo me especialicé en emprendimiento y, durante la carrera, validamos la idea. Regresamos en junio del año pasado a Guatemala dispuestos a poner en marcha el negocio”, dice Lorena.

Los cuatro socios fundaron entonces Snackerie y registraron la marca TASU Chips, que significa “the amazing snack utopia”. Contrataron una fábrica de alimentos y estandarizaron el proceso de producción, diseñaron los empaques y definieron las redes de distribución.

Screen Shot 2016-03-17 at 11.24.08 AM

TASU Chips ofrece cuatro opciones: mango, fresa-banano, banano y piña. Cada bolsa contiene una onza de fruta deshidradada, que equivale a dos porciones de fruta fresca. No tiene preservantes ni aditivos. Tampoco azúcar. “Lanzamos el producto en febrero y, en un mes, hemos vendido 3,500 bolsitas. Distribuimos en La Puerta del Sol, Presto, Délica, Orgánica, Healthy Deli, Le Café, Alma Activ, OM Yoga, SuperVerduras, Koa Café, Watson y MyLife. Y estamos en pláticas con la Vinoteca y con dos cadenas de supermercados”, añade Lorena.

El plan de Snackerie es ofrecer nuevas opciones de frutas y verduras. “Tenemos certificación de la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos, pues la idea es incursionar en ese mercado a partir del próximo año. Allá, el 96 por ciento de los adultos consume snacks y el 60 por ciento de ellos busca opciones saludables. También queremos expandernos a México y Centroamérica”, indica la emprendedora.

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann