string(0) "" string(58) "http://contrapoder.com.gt/del-ciberactivismo-al-activismo/"
Columnas, Columnas, Opinión, Pedro Cruz, Tejedores — abril 15, 2016 at 11:05 am

Del ciberactivismo al activismo

por

Las redes sociales pueden catalogarse como una conexión entre personas, que permite que la información viaje rápidamente, sin fronteras ni límites.

Foto: Dafne Pérez - CP

Foto: Dafne Pérez – CP

Hace un año inició una nueva era en nuestro país, marcada por la participación ciudadana que dio paso a cambios significativos, carentes de violencia física, que marcaron la historia guatemalteca y que convirtió a Guatemala en un ejemplo a nivel mundial.

Muchos consideran que en gran parte este logro se debe al acceso y utilización de las redes sociales, tanto para mostrar que el descontento era generalizado como para organizarse desde cada familia y convertirse en parte activa del cambio.

A un año de iniciado el cambio en Guatemala, se han evidenciado avances en temas de la lucha contra la corrupción y la depuración política. Como sociedad hemos comprobado investigaciones y capturas de impacto que devuelven, hasta cierto punto, la confianza de los guatemaltecos en las instituciones de justicia.

Un factor que ha sido constante a lo largo de este año, es la fiscalización de los ciudadanos a las autoridades a través de las redes sociales. Sin embargo, no se debe olvidar que más que por las redes sociales, el cambio inició por la participación física de la ciudadanía. Teniendo esto en cuenta, es necesario que cada guatemalteco inicie un llamado a la acción.

Las redes sociales son un buen inicio, pero se les debe sumar acciones y propuestas concretas de cambio. Podemos implementar acciones en nuestra vida diaria orientadas a ser buenos ciudadanos, pues esas buenas acciones se contagian y se convierten en palpables a nivel social.

Además, es imperativo que todo el ciberactivismo existente se convierta en activismo materializado a través del trabajo de campo. Se debe dejar a un lado el querer cambiar todo a través de una publicación en redes sociales, la publicación debe ser solo el inicio de las acciones concretas que se emprenderán. Asimismo, al no estar de acuerdo con alguna situación específica, las publicaciones deben estar siempre enfocadas en visibilizar, denunciar, en promover una propuesta, en hacer el llamado a la acción y aprovechar a impulsar los liderazgos positivos. El utilizar las redes sociales solo para destruir y criticar todo, solo nos hace retroceder como sociedad y lejos de permitir el trabajo en equipo, causa fracturas sociales difíciles de superar. Recordemos que el país está compuesto por funcionarios y ciudadanos.

La plaza nos unió en fechas que quedaron escritas de forma gloriosa en nuestra historia, y esto se debe a que provocaron una nueva era. No obstante, es importante reconocer que aún nos hace falta mucho camino por recorrer para alcanzar ese proyecto de nación.

Por ejemplo, es alarmante darse cuenta de que desde las renuncias del año pasado, no se ha impulsado ni una sola política pública. ¿Qué quiere decir esto? Que corremos el riesgo de que nuestra ruta de país quede estancada. Nos hemos ocupado de lo que nos preocupa, pero corremos el riesgo de perdernos en el ahora y olvidar que necesitamos reconstruir nuestro país y eso, lamentablemente, no puede hacerse de forma virtual, sino con el trabajo comprometido de cada día.

Sin duda, Guatemala necesita de ciudadanos que fiscalicen y exijan a los funcionarios lo mejor para el país; pero al mismo tiempo necesita que esos ciudadanos sean también agentes activos que formulen propuestas, echen a andar iniciativas desde su campo de trabajo y se unan para trabajar e impulsar acciones muy concretas con vistas a convertir a Guatemala en el país que todos nos merecemos.

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann