Columnas, Fernando Carrera, Opinión — abril 24, 2016 at 9:00 am

Brasil: cambio de régimen

por

Similitudes y diferencias entre Brasil y Guatemala.

(AP Photo/Andre Penner)

(AP Photo/Andre Penner)

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, parece tener los días contados. En un devenir inesperado de eventos, que a nosotros los guatemaltecos nos resulta familiar, la presidenta Roussef parece estar a un paso de ser defenestrada por el Congreso brasileño (“suspendida en sus funciones” es el vocablo técnicamente correcto). La Cámara de Diputados ya aprobó la suspensión de funciones para que Rousseff enfrente un juicio político por delitos definidos en la Constitución brasileña.

Algunos dirán que es algo similar a lo que sucedió con el presidente Otto Pérez en nuestro país, el año pasado. Y algo hay de cierto en eso. En principio, ambos procesos implican amplias movilizaciones ciudadanas urbanas en contra de los mandatarios, particularmente enardecidas por las denuncias de corrupción en el manejo de los asuntos públicos. E igualmente ambos procesos han implicado el involucramiento activo del poder legislativo para asegurar que el defenestramiento de los presidentes se da en el marco de la Constitución, y no representa por lo tanto un rompimiento del orden institucional.

Otra similitud importante es que ambos procesos se han sucedido en un contexto geopolítico que es común a toda América Latina. De pronto, los gobiernos de izquierda y centro izquierda que han jugado un papel muy autónomo, y a veces incluso agresivo, frente a la política exterior norteamericana, empiezan a desaparecer uno por uno, o se ven muy debilitados. Semejante tendencia geopolítica da pie para muchas teorías de la conspiración, pues guarda algunas lejanas similitudes con la Primavera Árabe que de pronto empezó a desestabilizar únicamente a los gobiernos enemigos de los Estados Unidos en Oriente Medio. La caída del gobierno de Otto Pérez, un gobierno de derecha, se dio claramente en un escenario que también consolidó y profundizó la hegemonía estadounidense en la región. 

Conspiración o no, la caída de Rousseff sin duda debilita a Brasil muchísimo, y deja a Estados Unidos como la única potencia hegemónica en la región, dispuesto a disputarse el espacio geopolítico con China. Pero esta vez Estados Unidos tiene la iniciativa sobre China, ya sea en Cuba, en el Triángulo Norte, o en Sudamérica. 

Las similitudes entre Guatemala y Brasil, sin embargo, tampoco pueden ocultar las diferencias. En primer lugar, la presidenta Rousseff no está siendo acusada por dirigir una estructura criminal de defraudación fiscal como el presidente Pérez Molina. Sus crímenes se vinculan a manipulación de cifras fiscales y uso indebido de fondos de campaña. En segundo lugar, el Partido de los Trabajadores (PT) de la presidenta Rousseff no desaparecerá en las siguientes elecciones generales porque su base social entre las comunidades pobres de Brasil, sigue siendo muy sólida. Y en tercer lugar, esa base social y política sólida del PT es el resultado de políticas fiscales redistributivas masivas que, junto con el crecimiento económico, han logrado la mayor disminución de la pobreza en toda la historia del Brasil, y una leve mejora en la enorme inequidad que aún prevalece en la sociedad brasileña. Nada de eso ha sucedido en Guatemala en los últimos años. Las estadísticas indican claramente todo lo contrario. 

El futuro político de Brasil es tan incierto como el de Guatemala. El gobierno que se erija a futuro, será mucho más débil que los gobiernos del PT de los últimos 14 años. Además, se trata de un cambio de régimen de clara factura conservadora (como, de nuevo, sucedió en Guatemala). 

Pero mantener el statu quo (el tema preferido de los conservadores) es la fórmula para continuar con la inestabilidad. Latinoamérica y Guatemala, en cambio, siguen necesitando cambios para poder construir sociedades más democráticas y economías más prósperas y equitativas. Encontrar nuevos líderes para impulsar esos cambios, es ahora la tarea del futuro.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann