Perfiles, Vida en rosa — julio 22, 2016 at 1:57 pm

Un mono en el espacio

por

Sus datos personales son inciertos, pero su trabajo se puede observar en las redes sociales. Mono del Espacio, como es conocido, ha creado un modelo de negocio que lo ha convertido en un cotizado fotógrafo.

En las redes sociales hay tantos usuarios y tantas formas de expresión que destacarse realmente es un triunfo. Es el caso de Mono del Espacio, un fotógrafo guatemalteco quien, tan solo en Instagram, tiene 101 mil seguidores. Su nombre no lo revela porque desea que la gente vea su trabajo y no se enfoque en él. Solo deja saber que tiene 33 años y es arquitecto.

“Me lo han preguntado un montón de veces y ya no sé cuál de todas las respuestas es la que me gusta. Hubo un personaje en la película Fightclub, de los años 90 que ví cuando tenía 16 años y me inspiró. Se llamaba Space Monkey y perdía su identidad para ser parte de un proyecto más grande. Quise despegarme de ese arquetipo, de la gente que dice que te conoce, pero en realidad no es así”, explica. Agrega: “Quería ser como Banksy, un artista del street art británico, quien utiliza un seudónimo”.

La fotografía siempre le llamó la atención, pero nunca se sintió como un fotógrafo, hasta ahora. Tuvo contacto con el tema desde pequeño, porque su papá le dio una cámara así como a todo el resto de su familia. “Eran muy técnicos –dice–, y no me gustaba que me dijeran qué hacer. No entendía lo que miraba la gente en su lente, los observaba apachando el botón y nada más. Aquí no hay gracia, me decía”. El joven se sorprendió cuando abrió su cuenta en Instagram. “Me gustó porque no era tanto la fotografía sino ver la vida de personas distintas, de fotoperiodistas o de una cocinera, que no eran fotógrafos. Así que me volví esto. Actualmente trabajo muchas cosas de fotografía comercial, pero no lo vi así (se ríe). Lo vi más como una discusión y se volvió un lenguaje, un espacio creativo. Admito que soy fotógrafo, pero no lo quería aceptar”, dice. Aunque su afición comenzó en 2011, hasta hace 2 años lo hace profesionalmente y le pagan por ello.

Su Instagram es más como un diario. Refleja lo que observa y lo publica. No tiene un concepto establecido, porque “no quiero reflejar nada, no tengo un manifiesto, soy más espontaneo. El tema central siempre puede variar”, asegura. Sobresalen fotos de personalidades del medio, una de ellas es la actriz María Mercedez Coroy, protagonista de Ixcanul, una imagen que formará parte de una exposición que se inaugurará el 1 de mayo, en zona 4. No las elige al azar, porque enfatiza que tiene que haber una conexión. “Pienso en las personas que involucro como colaboradores, que me ayudan a comunicar algo. Esto porque soy malo con las palabras, así que lo que siento, lo plasmo allí. A veces pienso en color, otras en blanco y negro”.

Pero no espere a ver fotografías de una Guatemala linda, con cielos y volcanes. Lo de Mono del Espacio va más allá. Su ojo capta “lo sucio, lo olvidado, lo que nadie saca”. Afirma que tenemos una Guatemala idealizada, por eso le gusta “lo auténtico, los cables, las calles con chuchos, lo que nadie le toma foto”. Siempre busca “lo más hecho pedazos posible”. Como arquitecto, su ojo es crítico y opina que los edificios le parecen espantosos con fachadas muertas, “no son abiertos –explica– son como masas de concreto, medio pirámides, a mí no me mueven”. Le gusta, eso sí, lo distinto o con historia como los callejones de la Antigua Guatemala o las ruinas de Petén.

Su modelo de negocio llamó la atención del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), por lo que el año pasado lo invitaron para asesorarlos en una campaña para redes sociales. Junto a ellos, trajo a 12 instagramers internacionales, quienes visitaron los principales destinos turísticos del país y posteriormente generaron 1.4 millones de impresiones en el mundo (likes, comentarios y vistas en Instagram). La actividad fue difundida por el portal Fusion, de Nueva York y la nota que hizo Prensa Libre tuvo más de 15 mil shares (compartir). “Les enseñé como generar esta viralización de manera orgánica, solo con un buen contenido, así la gente habla de uno”.

Por ahora, trabaja con varias marcas y campañas comerciales. A nivel personal, dice, le encantaría vivir sin dinero (se ríe), pero ha tenido la suerte de hacer lo que quiere.

En breve:

Una palabra que lo define:

Ruido

Cuentas que recomienda en Instagram:

gerdludwig, randyolson, diaryofzach

Así́ lo dijo:

“Soy blanco y negro. Tengo claro qué es lo qué quiero, no se como, pero es así. Siempre miro más allá de dónde estoy”.

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann