string(0) "" string(70) "http://contrapoder.com.gt/una-paradoja-electoral-llamada-donald-trump/"
Columnas, Gustavo Berganza, Opinión — septiembre 19, 2016 at 12:30 pm

Una paradoja electoral llamada Donald Trump

por

Donald Trump, el candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, es la prueba viviente de que la simpatía electoral no es fruto de un proceso de reflexión y evaluación concienzuda de hechos.

(AP Foto/ Evan Vucci)

(AP Foto/ Evan Vucci)

En las encuestas, los electores suelen decir que para presidente prefieren a una persona que sea honesta, que les hable con la verdad, que sea consistente con sus puntos de vista y equilibrado en su temperamento. Dicen preferir a un candidato que les explique de manera clara y racional los aspectos que desea poner en práctica para crear más empleos, mejorar la seguridad y crear, en el caso de los Estados Unidos, un entorno mundial más seguro y pacífico.

Ustedes estarán de acuerdo conmigo en que no hay votante en el mundo que no desee tener en la boleta electoral un candidato con este perfil. Y sin embargo, a la hora de expresar su decisión de voto, los votantes estadounidenses echan esta caracterización al bote de la basura, al decir que votarán por el aspirante que menos llena sus expectativas: Donald Trump.

Veamos qué nos dice la encuesta de Fox News divulgada ayer. El primer dato es revelador: el 54% de los electores considera que Donald Trump no tiene las cualidades para ser presidente de los Estados Unidos frente a un 61% que sí las ve en Hillary Clinton, la candidata del partido Democráta.

A la hora de evaluar el temperamento, el 59% piensa que el de Clinton si es el apropiado para ejercer la presidencia de Estados Unidos, en tanto que una cifra idéntica opina que el de Trump no lo es.

Ambos candidatos han pecado de opacos. Por ejemplo, Hillary Clinton nunca dio a conocer las transcripciones de las conferencias que le pagaron por dar grandes empresas de bolsa y banca de Wall Street. Tampoco explicó desde el principio por qué evitó utilizar el correo electrónico del Departamento de Estado y optó por enviar mensajes importantes de su cartera por su correo personal. Y más recientemente, no dijo que había contraído neumonía hasta que no experimentó un desmayo en los actos conmemorativos de la tragedia del 11 de septiembre. Donald Trump, por su parte, nunca divulgó sus declaraciones de impuestos y apenas la semana pasada, después del desmayo de Clinton, dio información un poco más detallada acerca de su estado de salud. En este aspecto, el electorado desconfía de ambos, pero un mayor porcentaje de votantes considera a Trump honesto y confiable: 39% frente a 34% que piensan así de Clinton. Y esto, a pesar de que el republicano fue el principal promotor durante varios años de la falsedad de que Obama no había nacido en territorio estadounidense. Al momento de desdecirse, encima no ofrece disculpas sino lanza otra mentira al asegurar que el infundio había sido diseminado originalmente por colaboradores de Clinton.

No se vayan, que todavía falta. Los votantes confían en que Clinton puede hacer un mejor trabajo para abordar los temas de relaciones entre grupos raciales, inmigrantes, nominar magistrados para la Corte Suprema, afrontar el terrorismo y la seguridad nacional. A Trump los votantes solo lo ven más apto que Clinton en dos temas: la economía y afrontar la corrupción en el gobierno.

Y sin embargo, a pesar de esa valoración en la cual Clinton supera ampliamente a Trump, el resultado divulgado ayer domingo pone al republicano con un punto porcentual de ventaja por encima de la candidata demócrata.

Como lo ven, hay una atracción hacia Trump que no puede ser explicada con argumentos racionales. Al menos, con los que pone a disposición el cuestionario para evaluar a los candidatos. Si estas cifras se mantienen, los estadounidenses votarán en contra de la candidata que consideran mejor calificada para gobernarles.

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann