string(0) "" string(40) "http://contrapoder.com.gt/una-nueva-voz/"
Columnas, Estuardo Porras Zadik, Opinión — octubre 6, 2016 at 6:10 am

Una nueva voz

por

En la Guatemala del año 1916, el 60 por ciento de la población era considerada pobre. Cien años después, en la Guatemala del 2016, el 59 por ciento de la población guatemalteca es considerada pobre y el 40 por ciento de esta, sobrevive en extrema pobreza.

Foto: Archivo CP

Foto: Archivo CP

Ya sea por una participación activa o por la tan devastadora indiferencia, políticos con ideologías de izquierda y derecha, empresarios, académicos, militares y sociedad civil, todos hemos tenido algún grado de responsabilidad en este fracaso.

Propuestas líricas en las que predominan los intereses personales, las ideologías y las agendas ocultas nos han llevado a una confrontación, que irresponsablemente hemos llamado diálogo, en el que nadie escucha y en el que todos desconfían de todos. Y es precisamente en esta desconfianza, sobre la que hemos intentando cimentar las bases del desarrollo.

Los llamados a liderar le fallaron a los guatemaltecos, y llegó el momento de que surja una nueva voz, un nuevo discurso, un nuevo actuar entre los que pretenden sacar adelante a esta noble nación. Es imposible salir adelante con la clase política actual, la cual en su mayoría es corrupta.

Políticos desprestigiados con ideologías vacías e históricamente oportunistas, serán incapaces de elaborar una propuesta de Estado. La elite económica tradicional se queda sin discurso, carece de propuestas, imaginación, sentido político, de una imagen positiva ante el resto de la sociedad y, lo que es más alarmante, de líderes con la visión que hoy se requiere.

La sociedad civil, aunque posee el galardón de lo acontecido durante el 2015, se encuentra fragmentada, sin líderes y dirigentes relevantes. Los intelectuales de izquierda y de derecha se mantienen enclaustrados en sus ideologías y muy lejos de poder articular una propuesta en consenso, diferente, incluyente y que sea factible.

Sin un cambio radical en la forma de abordar la problemática, será imposible que construyamos un modelo de desarrollo social incluyente, que la igualdad de oportunidades sea una condición y que la igualdad ante la ley se convierta en indispensable. El 30 de septiembre del año en curso, durante el Foro Centroamericano de Donantes, que se llevó a cabo en Antigua Guatemala, un grupo de empresarios rompe con el discurso tradicional y pone sobre la mesa una agenda diferente de desarrollo para el país.

Por primera vez en la historia de Guatemala, empresarios tradicionales, pero alejados de gremiales y tanques de pensamiento de su sector, plantean la urgente necesidad de “democratizar la tierra sin pasar por una reforma agraria”. Un mensaje poderoso, el cual los medios de comunicación y las redes sociales fragmentan y publican a medias. Esta no fue una propuesta, muy por el contrario, fue una reflexión que nace de las canas y las arrugas de un empresariado que conoce su historia y su participación en ella y que hoy se ve forzado a abordar nuestra realidad desde otro ángulo.

“Democratizar la tierra sin pasar por una reforma agraria”, fue solo el inicio de una discusión que evolucionó a un planteamiento diferente, progresista, incluyente y de desarrollo para todos. Sin dejar por un lado la naturaleza capitalista que los caracteriza, esta nueva voz de empresarios identificó la urgencia de crear un diálogo diferente, el que sin el consenso de todos y cada uno de los sectores de la sociedad sería imposible articular.

No puede el empresariado imponer la agenda económica sin el beneplácito de los demás sectores, así como no se pueden impulsar modelos de desarrollo social sin la participación activa del sector empresarial. No habrá desarrollo social sin desarrollo económico. Esta indiscutible realidad nos obliga a conocer nuestra historia y nuestra participación en ella, para construir una nueva realidad. Un modelo de desarrollo horizontal.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann