string(0) "" string(46) "http://contrapoder.com.gt/el-no-a-la-justicia/"
Columnas, Fernando Carrera, Opinión — octubre 20, 2016 at 7:00 am

El No a la justicia

por

Para cuando estas líneas se publiquen, el Congreso de la República contará ya con una nueva Junta Directiva, y muchos interpretarán eso como un signo de si la lucha contra la impunidad avanza o retrocede. Sin embargo, la verdadera batalla por la justicia y contra la impunidad no es la que se habrá dado en la elección de la Junta Directiva del Legislativo, sino la que se avecina en torno a las reformas constitucionales presentadas hace pocos días.

(AP Photo / Luis Soto)

(AP Photo / Luis Soto)

Y la aprobación o no aprobación de dichas reformas, sí promete ser la madre de todas las batallas a favor del Estado de derecho. Los contrincantes ya parecen estar preparados. En una esquina, y con calzón blanco, se ubican el Ministerio Público (MP), el Procurdor de Derechos Humanos (PDH), la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), La Embajada y las embajadas, las oenegés de derechos humanos, la mayor parte de los medios de comunicación escritos, y la intelectualidad progresista o de izquierda.

En la otra esquina, y con calzón negro, se encuentran las organizaciones empresariales, políticas y de la sociedad civil de derechas, guardianes del statu quo, y que aprendieron a vivir en un mundo donde el dinero define las batallas políticas y las decisiones judiciales, donde la impunidad no es un obstáculo sino una oportunidad, y donde los indígenas son mano de obra barata cuando mucho, y un lastre histórico que impide el desarrollo la mayor parte del tiempo.

Esa forma maniquea de ver el conflicto, puede engañar a los de rostro imberbe, pero no a los de mirada más gastada. Porque lo que verdaderamente se viene, es una gran batalla para derrotar a la CICIG en su propio terreno: el apoyo popular. Y la estrategia es más simple y ya conocida por los viejos zorros que gobiernan a este país desde siempre: levantar el miedo y azuzar los temores.

El gran Cuco en esta ocasión es el tema de la jurisdicción indígena, la cual está llamada a ser el talón de Aquiles de las reformas.

La batalla contra la jurisdicción indígena tiene todos los elementos para una convocatoria amplia contra las reformas constitucionales. Levanta temores de origen colonial entre blancos y mestizos y, además, es de fácil comprensión para muchos.

La jurisdicción indígena hará que sus hijos solo hablen quiché’ o kaqchikel, y la jurisdicción indígena hará que los habitantes de clase media en la colonia Kaminal Juyú tengan que abandonar sus casas, de la noche a la mañana, para respetar los sitios sagrados.

Y la jurisdicción indígena hará que en este país, cada pueblo y aldea tenga sus propias leyes y usted, ciudadano de a pie, será juzgado duramente por esas leyes ejercidas desde un poder ignorante y analfabeta. ¿Se dan cuenta qué fácil es movilizar a los ciudadanos de a pie contra la jurisdicción indígena?

Pero mientras el país se debate sobre el Cuco de la jurisdicción indígena, los operadores políticos más estratégicos estarán preparándose para el verdadero objetivo: asestarle a la CICIG su gran derrota estratégica.

Una vez ganado el No en la consulta popular para las reformas constitucionales, quedará claro que el poder de la CICIG y el MP es espurio, porque no responde a las demandas ciudadanas.

Como el proyecto de paz del presidente Santos y sus amigos castro-chavistas… ¿Se acuerdan? Si los que impulsan y apoyan las reformas constitucionales creen que todo será tan fácil como las marchas ciudadanas del 2015, preparémonos a ver dichas reformas derrotadas “sorpresivamente” en las urnas.

Lo siento por la CICIG, el MP y el PDH, pero llegó el momento de hacer esa cosa sucia y detestable de la cual vive la democracia. Esa cosa detestable se llama La Política. Y sin una estrategia política inteligente, es mejor no impulsar las reformas constitucionales. O empezar desde ya a preparar su funeral, junto con el entierro en vida de la CICIG.

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann