string(0) "" string(49) "http://contrapoder.com.gt/fiambre-vino-y-cerveza/"
Tendencias, Vida en rosa — octubre 28, 2016 at 2:39 pm

Fiambre, vino y cerveza

por

Consejos de expertos para maridar este platillo

Foto: Archivo/Contrapoder

Foto: Archivo/Contrapoder

Noviembre marca el inicio de las fiestas de fin año con el Día de Todos los Santos y el Día de Todos los Difuntos, en las que se come fiambre, un platillo tradicional que se prepara con carnes frías, embutidos y vegetales encurtidos sazonados de forma especial, cuya receta varía de familia en familia. Hay dos variantes: rojo y blanco, que se diferencian por el uso de remolacha el cual proporciona el tono característico.

El vino y la cerveza son dos bebidas que maridan bien con el fiambre. Martín García,  Wine Connoisseur de Cava Mundial explica que para el vino se debe tomar en cuenta el sabor que predomina en esta comida que proviene del caldillo, en general notas ácidas del vinagre y de las alcaparras. “Siempre recomiendo el maridaje por contraste en el que se seleccionan vinos dulces como los Late Harvest o Tardíos como por ejemplo el vino argentino Viento Sur Tardío. Así equilibramos las notas ácidas del fiambre con lo dulce del vino, por lo que en paladar, se tendrá una grata sensación”.

El chef Sergio Samayoa también se inclina por el Sur Tardío. “Este vino tinto se produce con uvas que empiezan su proceso para convertirse en pasas, por lo cual es suave y dulce, además iguala el ácido de los ingredientes del fiambre que son bastante elevados, como el caldillo. La sensación de dulce y ácido permitirá que podamos comer muchísimo más”.

Otra opción en el maridaje por combinación, según García, es el consumo de las cepas Carmenére, como el vino Casa Silva Reserva, para fiambres con poca variedad de embutidos y el Shiraz, como el Escorihuela Gascón, para fiambres más complejos.   “Ambos tipos de uva son especiados, por lo que es bastante fácil tomarlos con nuestro anual manjar”, agrega el Wine Connoisseur. “Para los que llevan ya algunos años en el mundo del vino, hay  más complejos como el Carmenére o Shiraz que son más especiados”, dice Samayoa.

Con cerveza también

Fotografía: Guy Howard

Fotografía: Guy Howard

En el caso de la cerveza, la que mejor queda es  la tipo Lager que combina “con el sabor tradicional del fiambre, por la diversidad de embutidos y vegetales curtidos que hacen que el gusto se refresque en armonía de inmediato”, dice Pablo Bromo, escritor,  promotor cultural y apasionado por la gastronomía guatemalteca. Para el fiambre rojo se recomienda la Cabro Reserva, una cerveza creada en Quetzaltenango, que posee un sabor acentuado y cuerpo redondeado que ayuda a matizar el sabor de los embutidos.

Por su parte Michele Marsicovetere, director de mercadeo de Ambev Centroamérica, dice que la que mejor se acomoda para acompañar este plato típico, es una cerveza Modelo,  por “su cuerpo ligero que armoniza bien con embutidos de cerdo y otros curados”. Agrega que “como los embutidos  en el fiambre son condimentados y ahumados, el contraste con una cerveza maximiza la experiencia sensorial”.  El experto dice que la cerveza contrarresta “la agresión del pimentón y el ajo característicos del chorizo, uno de los embutidos que más sobresale en el curtido”.

Foto: Archivo/Contrapoder

Foto: Archivo/Contrapoder

La clave para acompañar el  fiambre, ya sea con vino o con cerveza,  es compensar el sabor fuerte y la textura de los embutidos con sensaciones suaves y dulces en el paladar.

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann