string(0) "" string(72) "http://contrapoder.com.gt/funcion-de-la-fotografia-periodistica-y-sesgo/"
Miguel González Moraga, Opinión — noviembre 3, 2016 at 7:00 am

Función de la fotografía periodística y sesgo

por
DEFENSOR DEL LECTOR01

 

Una muestra de esas apreciaciones, respetuosa, es la de Alejandro Palmieri Waelti que aparece debajo de este texto. El lector solicita a la revista ser transparente, pues en la pugna por dirigir al Congreso de la República en 2017 pareciera que se decantó por Mario Taracena, en desmedro de Oliverio García Rodas. Sustenta su punto en la portada de ContraPoder 177 (28 de octubre de 2016).
La queja es oportuna y permite recordarle a quien lee este semanario, que en una pieza periodística todos los elementos cumplen una función: el titular tiene que ser atractivo a la lectura, el lead (o primer párrafo) ser un buen gancho y el resto del texto debe ayudar a comprender un asunto o a tener la sensación de haber sido informado de la manera más completa posible. Las infografías y las fotos complementan la información y no son decoraciones.
Para sustentar esto último, cito a Javier Darío Restrepo, colombiano y gurú latinoamericano en materia de ética periodística: “En un periódico la fotografía no es una imagen y, menos, un adorno. Las fotos narran, llevan conceptos, informan y hacen pensar. Por lo tanto, deben recibir un tratamiento cuidadoso por lo que dicen y por lo que dejan de decir. En los manuales de estilo las normas son explícitas: las fotografías son informaciones y deben ser manejadas como un aporte esencial de la información, no como firme complemento”.
En las páginas 10 y 11 aparecen dos imágenes que ayudan a comprender mejor la queja de Palmieri Waelti y las reflexiones de Restrepo. En la primera está Sandra Torres (de la Unidad Nacional de la Esperanza) con la cabeza cubierta por un capuchón, en una foto que sirve para completar una nota en la que se informa que Taracena le provocó una cólera por haber contratado a quien fue su secretaria durante 15 años. En la otra, aparece Daniela Beltranena (exasistente de Roxana Baldetti) con la mano izquierda en el mentón, en un texto en el que se dice que aceptará sus culpas ante la justicia para reducir tiempo en la cárcel.
La foto de Torres puede llevar a pensar que este medio le tiene mala leche y escogió una donde se le ve simple y poco arreglada, para contribuir a su imagen de mujer dura. Por el contrario, me parece que la de Beltranena complementa y da sustento a sus reflexiones para convertirse en colaborada eficaz.
Para evitar (o reducir) las interpretaciones arbitrarias, convendría que ContraPoder elabore un código para el manejo de imágenes o que adopte alguno, como el de la Asociación Nacional de Fotoperiodistas de Estados Unidos (cuyas siglas en inglés son NPPA), que promueve altos niveles de calidad. La NPPA tiene nueve reglas y las dos primeras son claras: precisión y comprensión en la representación de quien es fotografiado y resistirse a ser manipulados por oportunidades fotográficas orquestadas.

 

Es frecuente que escuche o lea quejas de personas que critican la labor periodística y sostengan que existe sesgo informativo hasta con fotografías.

 

Carta del Lector – Alejandro Palmieri

En portada del número 177 de esta revista hay fotos de Mario Taracena y Oliverio García Rodas, diputados en contienda para presidir el Organismo Legislativo. Parece que se procuró una foto de García que lo hace ver malo. Luces y sombras tienen ambos.  Nada malo en apoyar al candidato a quien el medio crea que es el mejor. La línea de ContraPoder es la que es, punto. Considero que ContraPoder hace todo, menos decir que le parece que Taracena es mejor. Sean sinceros: los medios apoyan una opción y al reconocerlo, los lectores tendremos confianza. La transparencia es imperativa.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann