Economía, Iniciativa empresarial — noviembre 14, 2016 at 7:00 am

Setesïk, ruedas de pino para vivir

por

Jessica Figueroa y su familia querían ayudar a las comunidades de mujeres indígenas que viven en pobreza. Hace tres años idearon un proyecto que hoy representa una fuente de ingresos para 100 artesanas de Sololá y Alta Verapaz.

Foto: Dafne Perez/Contrapoder

Lorena Bianchi y Jessica Figueroa dirigen la iniciativa que exporta a Estados Unidos, Suiza, Italia, España y Costa Rica (Foto: Dafne Perez/CP)

Por María Inés Aceña

Jessica Figueroa impartía clases en la Universidad del Istmo y un día discutió con sus alumnos una idea que daba vueltas en su mente: ¿por qué no utilizar las hojas secas de pino para hacer artesanías y, de esa forma, crear una fuente de trabajo para las guatemaltecas que viven en condiciones de pobreza?

Ximena Pastore, una de sus estudiantes, se interesó en la iniciativa y decidió desarrollarla como trabajo de tesis. Analizó, entre otros factores, la obtención de materia prima, la técnica, el tiempo de producción y los diseños. También si era un proyecto sostenible y rentable. La conclusión fue que lo era y que las mujeres podrían multiplicar por cuatro los ingresos que obtenían tejiendo.

Figueroa y su familia decidieron poner en marcha el proyecto. La Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport) les ayudó a encontrar una comunidad de mujeres que vivían cerca de bosques de pino y que necesitaban mejorar sus condiciones de vida. “Durante el primer año, impartimos cursos de técnica, diseño, administración y figura humana a 400 mujeres de Sololá y Cobán. La venta de productos permite darles trabajo a cien de ellas. La meta es aumentar el número de clientes para incluir a todas las mujeres que han recibido la capacitación”, explica la emprendedora.

El proyecto fue bautizado como Setesïk, que significa rueda de pino en kaqchikel. Cada artesana reúne hojas secas de pino en los alrededores de su casa o las compra a un recolector. Y luego elabora posavasos, individuales, servilleteros, fruteros y canastas. “Cada colección es diferente. Y además de productos estándar, elaboramos otros de acuerdo a lo que nos piden”, dice Figueroa, quien ocupa el cargo de Chief Executive Officer (CEO).

Foto: Dafne Perez/Contrapoder

Foto: Dafne Perez/Contrapoder

Las artesanas entregan los productos al representante del proyecto en su comunidad y es él quien se encarga de enviarlos a la capital, desde donde se distribuyen a los compradores locales e internacionales. “Reutilizamos desechos naturales y eso ayuda a evitar incendios. Hemos exportado a Estados Unidos, Suiza, España, Italia y Costa Rica”, añade Figueroa.

Setesïk participa en ferias, como la de Artesanías de Florencia, para promocionar sus productos en el extranjero. “Ganamos un premio que consistía en un puesto en New York Now, y en una asesoría de negocios por tres años. Invertimos las ganancias en programas de capacitación. Esperamos aumentar nuestras ventas para ampliar este circulo virtuoso e impactar a una mayor cantidad de hogares”, indica Lorena Bianchi, gerente de mercadeo y ventas.

Foto: Dafne Perez/Contrapoder

Foto: Dafne Perez/Contrapoder

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann