string(0) "" string(71) "http://contrapoder.com.gt/asi-me-converti-en-escudera-de-la-hemeroteca/"
Así me convertí en... — noviembre 16, 2016 at 12:00 pm

Así me convertí en escudera de la hemeroteca

por

María Eugenia Gordillo no solo resguarda los libros, periódicos y revistas que cuentan la historia de Guatemala. También escribe. Ayer lanzó oficialmente su libro Lo que soñé… lo vivo. Se trata de un compendio histórico de artistas guatemaltecos y extranjeros premiados en los últimos 35 años. ContraPoder publicó este perfil de la autora en agosto de 2015.

Foto: Luis Soto / ContraPoder

Foto: Luis Soto / ContraPoder

Escrito por Sebastián Aguilar a partir de la entrevista con María Eugenia Gordillo y publicado en la edición 177.

Desde que tengo memoria puedo decir que soy una periodista. El amor y respeto que le tengo a esta profesión me han llevado ahora, a mis 77 años de edad, a resguardar libros, periódicos y revistas que cuentan la historia de Guatemala.

Mi nombre es María Eugenia Gordillo y en la última década y media he sido la directora de la Hemeroteca Nacional. El camino que me trajo hasta aquí comenzó cuando era pequeña; apenas tenía nueve años de edad. Estudiaba la primaria en el colegio English American School y ya sabía que mi destino era convertirme en periodista.

En esos años de estudiante formé parte del grupo de alumnos que elaboraba el periódico escolar. Era una tarea que requería dedicación constante, ya que hacíamos todo a mano y en hojas de papel bond, incluidos los dibujos que publicábamos en sus páginas. Agradezco a la vida haberme dado este tipo de experiencias, ya que soy capaz de entender y apoyar la labor que realiza todo mi equipo en la Hemeroteca.

Compartimos el edificio con la Biblioteca Nacional, a un costado del Palacio de la Cultura, en el corazón del Centro Histórico. Comento esto para poner en perspectiva que desde su construcción en 1960 a la fecha, el apoyo ha sido mínimo. De lunes a viernes ingresan a nuestro inventario, siete diarios y dos revistas semanales que se suman a las publicaciones que almacenamos desde hace 55 años en estos pasillos.

Foto: Luis Soto/Contrapoder

Foto: Luis Soto / ContraPoder

Según el último inventario, realizado a principios de 2014, tenemos alrededor de 100 mil libros (cada uno reúne cierto número ejemplares), pero el número aumenta cada día. Cuento con un pequeño equipo de 18 personas. Quiero que ser justa y decir que es un grupo altamente calificado para desempeñar la tarea de conservar lo que se cuenta en Guatemala de forma escrita.

Cada mes nuestros visitantes demandan consultar, en promedio, 1,600 ejemplares. Su constante uso, en ocasiones  con descuido, sumado al ambiente y la polilla, causa un daño terrible al que debemos prestar atención. Para lograr restaurarlos se necesita de mucho más que buenas intenciones y buenas prácticas: requerimos de manos expertas que tengan técnicas de rehabilitación adecuadas. Pero para hacer esta labor contamos con una sola persona, que podemos costear gracias a los aportes económicos que da la Asociación Amigos de la Hemeroteca.

A pesar de las adversidades de trabajar y depender de una institución estatal, y de lo pequeño que siempre resulta el presupuesto, seguiré aquí hasta que Dios quiera. Soy  la escudera de lo que considero debería ser un museo, pues es el único lugar donde cualquier persona puede tener, en sus manos, el facsímil de la Gazeta de 1729.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann