string(0) "" string(67) "http://contrapoder.com.gt/asi-llene-la-ciudad-de-muertos-vivientes/"
Así me convertí en... — noviembre 27, 2016 at 6:00 pm

Así llené la ciudad de muertos vivientes

por

Las calles de la ciudad de Guatemala fueron invadidas por zombies. Yo fui uno de ellos.

Foto: Luis Soto - CP

Foto: Luis Soto – CP

Mi nombre es Sergio Stiven Bacini Soto, tengo 26 años y soy promotor cultural. Durante cinco años consecutivos he organizado en Guatemala una caminata de muertos vivientes, la cual tiene lugar en diferentes países del mundo. El domingo 30 de octubre, un día antes de la noche de brujas, caminamos por el Centro Histórico con el fin de pasarla bien y salvar animales de las calles.

Esta locura empezó en 2011, cuando organicé una convención de tatuajes llamada Xtreme Fest y unos amigos costarricenses me comentaron que en su país se hacía una Zombie Walk. Comencé a investigar y me pareció interesante la idea y al año siguiente organicé la primera caminata.

El primer año creí que no llegaría mucha gente
 así que le pedí a mi familia que me acompañara, recuerdo que hasta mi abuelita se vistió de zombie. Mi sorpresa fue que llegaron más de 150 personas y yo había creído que solo seríamos 15, mi familia y algunos amigos.

Entrar en el personaje de un muerto viviente te separa de los zombies reales, los que llenan las calles todos los días y no tienen tiempo para mirar al prójimo porque están hipnotizados por el consumismo y el estrés cotidiano.

En la primera convocatoria regalamos el maquillaje para quienes quisieran llegar y vestirse en el lugar, pero en las siguientes tres ediciones cobramos Q10 o una libra de concentrado por maquillar a los participantes. Lo recaudado se destina a la Asociación Guate Unida por los Animales, que rescata perros y gatos de la calle.

Este año superaremos los 400 asistentes, y creo que fue porque la cultura cosplay se expandió en Guatemala. Al principio creí que solo asistirían las personas que se consideran amantes del cine de terror, pero poco a poco la Zombie Walk se convirtió en un espacio de recreación y esparcimiento, incluso para toda la familia. Es una actividad oportuna para pasarla bien sin hacer daño a los demás y a la vez ayudar a una organización que rescata animales.

Por otro lado, creo que en Guatemala hay espacios parecidos a los escenarios apocalípticos de las películas de zombies: sitios llenos de violencia, niñas y niños muriendo de hambre, pidiendo un poco de dinero para sobrevivir. A veces la realidad supera a la ficción.

Por eso creo que entrar en el personaje de un muerto viviente te separa de los zombies reales, los que llenan las calles todos los días y no tienen tiempo para mirar al prójimo porque están hipnotizados por el consumismo y el estrés cotidiano.

Recuerdo que antes de las protestas de 2015, unos zombies fuimos al Palacio Nacional y al Congreso a exigirle a nuestros políticos que tomaran conciencia de los problemas del país. Como no nos escucharon quisimos comernos sus cerebros, pero no tenían.

Foto: Dafne Pérez - CP

Foto: Dafne Pérez – CP

Otros datos sobre Zombie Walk

  • La primera registrada en el mundo fue en Milwaukee, Wisconsin, Estados Unidos, el 19 de agosto de 2000.
  • En la realización de la Zombie Walk Guatemala participaron 15 voluntarios que organizaron la actividad y maquillaron.
  • Zombie Walk se realiza en más de 20 ciudades países, entre ellos Estados Unidos, Canadá, Australia, China, Rusia, Argentina, Colombia, Chile y México.
  • De todas las caminatas zombi que se hacen alrededor del mundo, solo en ciudades como Bogotá, Colombia; Buenos Aires, Argentina, y Ciudad de Guatemala se les ha dado un mensaje de conciencia, como la necesidad de rescatar animales de la calle.
  • El cosplay es una cultura que va más allá del disfraz. Los participantes utilizan accesorios y trajes que representan a un personaje –de videojuegos, anime, superhéroes, entre otros-, e implica una interpretación de roles.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann